Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Publicado por Bienvenidos a Portal Tecnologico

Observaciones de 4660 Nereus tomadas con el telescopio de Arecibo en 2002

Observaciones de 4660 Nereus tomadas con el telescopio de Arecibo en 2002

Imagen: NASA (Other)

Se calcula que el evento tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. Ese día, el denominado como 4660 Nereus, estará “próximo” a la Tierra. Un asteroide que cuenta con un diámetro de 330 metros, dicho de otra forma, su figura será un poco más pequeña que la altura del Empire State Building.

Y ahora la mala noticia para los que les gustaría ver el mundo arder: el aproximamiento de este asteroide será de todo menos peligroso. 4660 Nereus pasará a una distancia segura de 3,93 millones de kilómetros, un poco más de 10 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

De la misma forma y debido a su tamaño y distancia de la Tierra, 4660 Nereus está clasificado como un objeto potencialmente peligroso. Esa clasificación incluye cualquier asteroide que pase a menos de 7,48 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra y que tenga un diámetro mayor a unos 140 metros. De hecho, hay muchas rocas que entran en esa categoría.

Sea como fuere, los investigadores deben asegurarse de que no se hayan desviado de sus órbitas conocidas hacia una trayectoria más peligrosa para la Tierra y vigilar los grupos de asteroides para estar al tanto de lo que se mueve a través del espacio cercano a la Tierra.

Más datos. La órbita del asteroide, de 1,82 años alrededor del Sol, lo acerca a nosotros aproximadamente cada 10 años más o menos, aunque en términos espaciales, “cerca” sigue siendo “seguro”. Por cierto, 4660 Nereus se descubrió por primera vez en 1982.

Cuentan los expertos que el acercamiento de la próxima semana será lo más cercano que estará en décadas. Para que nos hagamos una idea, la próxima visita será el 14 de febrero de 2060, cuando volará a una distancia de aproximadamente 1,2 millones de kilómetros (más de tres veces la distancia entre la Tierra y la Luna).

Por todo ello, queda más que claro que no hay que temer una catástrofe peliculera. La posibilidad de que te caiga un asteroide en la cabeza a corto plazo sigue siendo extremadamente remota. [ScienceAlert]